17 de noviembre

Tiempo Ordinario- Ciclo C

Lectura del evangelio según san Lucas (21,5-19):

En aquel tiempo, como algunos hablaban del templo, de lo bellamente adornado que estaba con piedra de calidad y exvotos, Jesús les dijo:
«Esto que contemplan, llegarán días en que no quedará piedra sobre piedra que no sea destruida».
Ellos le preguntaron:
«Maestro, ¿cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?».
Él dijo:
«Miren que nadie los engañe. Porque muchos vendrán en mi nombre diciendo: “Yo soy”, o bien: “Está llegando el tiempo”; no vayan tras ellos.
Cuando oigan noticias de guerras y de revoluciones, no tengan pánico.
Porque es necesario que eso ocurra primero, pero el fin no será enseguida».
Entonces les decía:
«Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países, hambres y pestes.
Habrá también fenómenos espantosos y grandes signos en el cielo.
Pero antes de todo eso nos echarán mano, nos perseguirán, entregándonos a las sinagogas y a las cárceles, y haciéndonos comparecer ante reyes y gobernadores, por causa de mi nombre. Esto nos servirá de ocasión para dar testimonio.
Por ello, tengan en cuenta que no necesitan preparar su defensa, porque yo les daré palabras y sabiduría a las que no podrán hacer frente ni contradecir ningún adversario.
Y hasta nuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos nos entregarán, y matarán a algunos de nosotros, y todos nos odiarán a causa de mi nombre.
Pero ni un cabello de nuestra cabeza perecerá; con nuestra perseverancia salvarán nuestras almas».

Palabra del Señor.

Homilía: