parroco_Mesa de trabajo 1

Carlos “Checo” Avellaneda nació en Buenos Aires el 23 de diciembre de 1954. Fue ordenado sacerdote el 20 de diciembre de 1980 para la Diócesis de San Isidro. Es Licenciado en Teología Sistemática (UCA) y en Teología Espiritual (PUG – Roma). Posee una larga trayectoria como docente de teología sistemática en diversas instituciones.

El 11 de marzo de 2018 asumió como párroco de nuestra Catedral.

Se desempeñó como párroco de las parroquias Santo Cristo, Nuestra Señora de la Guardia y Nuestra Señora de la Merced (2011-2018). Fue Rector del Seminario Diocesano y presidente de la Organización de Seminarios de la Argentina. Además de ser párroco de la Catedral, actualmente es asesor del Equipo Diocesano de Pastoral Familiar y Capellán del colegio Holy Cross. Ha publicado varios libros referidos a la espiritualidad matrimonial y los vínculos humanos.

Su lema sacerdotal es: “Para mí la vida es Cristo” (Filipenses 1,21)

 


parroco_Mesa de trabajo 1

Pedro Oeyen nació en Buenos Aires el 13 de julio de 1942 y fue ordenado sacerdote en San Isidro el 7 de diciembre de 1966. Es Licenciado en Teología y realizó estudios de postgrado en Catequesis y Espiritualidad.

Fue Párroco de Ntra. Sra. de Lourdes en Beccar, Santo Domingo de Guzmán en Acassuso y Encargado de Ntra. Sra. de la Unidad en Olivos. Desde el 15 de mayo de 1994 es párroco de la Catedral y estuvo al frente del Equipo encargado de su restauración.

A lo largo de estos años ocupó además diversos cargos diocesanos, siendo uno de ellos el de Vicario General del Obispado de San Isidro durante 18 años.

En el ámbito de la catequesis, fue Delegado Regional, Miembro de la Junta Nacional y Responsable del área adultos. Introdujo la catequesis familiar en Argentina. Fue también convocado dos veces como experto para exponer ante la Asamblea General del Episcopado Argentino.

Autor de numerosos libros, entre ellos: “Creciendo en la fe con nuestro hijo” (5 tomos, con 43 reediciones y 500.000 ejemplares vendidos), “La Catedral de San Isidro”, “La Hermandad de las Ánimas en San Isidro” y “Honor mancillado. La Pasión del Cura Allievi”. Publicó también muchos artículos en revistas especializadas en pastoral.

Su actividad le mereció diversos premios en el ámbito de la catequesis, de las investigaciones históricas y la restauración de la Catedral. Destaquamos el “Premio a la Excelencia 2008” en la categoría Restauración y puesta en valor de un edificio de culto, entregado por la Federación Internacional de Profesiones Inmobiliarias y el “Premio San Isidro 2010” en mérito a su destacada acción cultural en beneficio de la comunidad, otorgado por la Fundación San Isidro para la educación, las ciencias y las artes.

El 11 de marzo de 2018, tras cumplir 75 años de edad, dejó su cargo como párroco de la Catedral, luego de casi 24 años. Actualmente cumple su rol de párroco emérito, llevando a cabo algunas tareas en la comunidad.