Santa María de la Cabeza

santa maria de la cabezaNació alrededor del año 1100. Era natural de Torrelaguna (España). Su historia está íntimamente ligada a la de su esposo y en todo compartió su vida de familia, oración, trabajo y servicio a los más pobres.

Profundamente devota de la Virgen, limpiaba y adornaba una ermita que le estaba dedicada en las cercanías de su casa, al otro lado de un arroyo.

Una vez le dijeron a Isidro que su esposa lo engañaba porque decía que iba a la ermita y esto era imposible ya que el arroyo estaba crecido y no podía cruzarlo. Él se escondió para ver qué hacía. Observó que María llegaba hasta la orilla, arrojaba su velo sobre el agua y éste no se hundía sino que la llevaba como si fuera un bote al otro lado. Isidro dio gracias a Dios que protegió a su mujer y la libró de las calumnias.

Murió en Caraquiz el 8 de septiembre de 1180. Se llamaba María Toribia pero se la conoce como Santa María de la Cabeza porque, un tiempo después de su muerte, su cráneo fue colocado en un relicario en la ermita de la Virgen de ese pueblo. Muchos milagros se obraron por su intercesión.

Cuando se hizo el proceso para declararla santa, no encontraban dónde habían sepultado su cuerpo. En sueños se apareció al que hacía la investigación y le indicó que buscara debajo del umbral de la puerta de la sacristía. Efectivamente, allí lo encontraron al día siguiente.

Su fiesta se celebra el 9 de septiembre. En su imagen sostiene en las manos una jarra y un cucharón, signos de sus tareas hogareñas y del servicio a los más pobres. Como su esposo, mira al cielo en actitud orante.